Cuándo usar Tapones de Oído

Los tapones para los oídos son un elemento que debería utilizarse con mucha más frecuencia de la que se usa en el día a día. ¿Por qué? Principalmente porque los tapones para los oídos ofrecen una gran cantidad de beneficios para la salud auditiva, especialmente a modo de protección.


Tapones a medida para nadar

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Situaciones Cotidianas en las que está aconsejado usar Tapones de Oído

He aquí un listado con varios ejemplos de situaciones más o menos habituales en las que se deberían utilizar unos Tapones de Oído.


Trabajadores de Obras deberían usar tapones

En muchas ocasiones, el ruido que producen muchas herramientas y máquinas que se utilizan en una obra supera el nivel de decibelios recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Esto puede tener una serie de consecuencias negativas para la audición, sobre todo cuando la exposición a esta fuente acústica es prolongada.

Los que más pueden sufrirla son los trabajadores y operadores de dicha maquinaria, por ejemplo en el caso de las taladradoras. La mejor solución para minimizar estos efectos consiste en utilizar Tapones para los Oídos, ya que de esta manera se reduce la cantidad de decibelios que llega directamente al tímpano, y eso puede evitar situaciones no deseadas como la pérdida total o parcial de la audición. Asimismo, las personas que se expongan al ruido constante de una obra, también deberían colocarse tapones para los oídos porque se someten a una gran cantidad de decibelios de manera prolongada y desde poca distancia.


Trabajador en obras con mucho ruido

Natación y otras actividades acuáticas

Para llevar a cabo cualquier actividad acuática, ya sea natación, snorkel, submarinismo o windsurf, es muy recomendable utilizar Tapones para los Oídos. El motivo es muy sencillo, ya que tanto el agua de las piscinas como la de los mares o lagos está llena de elementos potencialmente dañinos para los oídos. El agua en la que nos sumergimos puede estar llena de partículas de polvo, de pequeños insectos, de hojas y ramitas de árboles, de cloro u otros productos de limpieza... Y cualquiera de estos elementos se podría introducir en el canal auditivo, salvo que se le ponga un remedio. Ese remedio es muy sencillo, se trata de los tapones para los oídos, ya que con ellos se puede bloquear el paso de cualquier elemento no deseado. Con un simple gesto, podemos prevenir diversas infecciones e inflamaciones dentro del oído, lo cual nos ahorrará muchas molestias.


Natación con tapones

Trabajadores en salas de conciertos

En muchas Salas de Conciertos, el nivel de decibelios al que se exponen los asistentes es muy elevado. La calidad acústica no debería valorarse por la cantidad de volumen de los altavoces, pero éste es uno de los factores que priman a menudo. Como consecuencia, el público general se expone a padecer diversas enfermedades relacionadas con la audición o incluso una pérdida parcial de la audición, a menos que se recurra a tapones para los oídos.

Pero los oídos de los asistentes no son los únicos que corren peligro, también tienen riesgos los de los trabajadores que pasan horas y días en una sala de conciertos.


Para Dormir y tener un buen Sueño y Descanso

Los tapones para los oídos no son exclusivos para minimizar situaciones ruidosas, sino que también sirven para ayudar a conciliar mejor el sueño. Hay personas que no descansan bien si hay ruido de ambiente, pero gracias a unos tapones para los oídos, el nivel de decibelios es prácticamente nulo, por lo que gracias a ellos pueden dormir y descansar mejor.

Dormir con tapones para los oídos puede resultar útil si el usuario quiere descansar por la noche pero sus vecinos hacen mucho ruido, si tiene un bar o discoteca justo debajo de su casa, si otras personas que viven en la misma casa están viendo la televisión o si en la calle hay mucho tráfico. O también puede ser práctico si dicha persona tiene un turno de trabajo nocturno y, consecuentemente, solo puede dormir por las mañanas; gracias a unos tapones para los oídos puede evitar escuchar prácticamente cualquier ruido o sonido que sea más propenso a producirse en un horario diurno.


Dormir con tapones

Los tapones ayudan a prevenir algunos problemas de Oído

Con un simple gesto, como colocarse unos tapones para los oídos, se pueden evitar algunas enfermedades relacionadas con la audición, como el tinnitus, que es la percepción de un ruido o zumbido. Pero, sobre todo, el uso de tapones para los oídos en situaciones en las que el nivel de decibelios es muy elevado, se puede frenar o evitar la pérdida total o parcial de la audición, es decir, la sordera.

Además, los tapones para los oídos son muy cómodos y se adaptan perfectamente al canal auditivo. Tal es la comodidad, que muchas veces el usuario ni nota que los lleva puestos. Además, el precio de unos tapones para los oídos estándar es bastante económico. Son todo ventajas, así que, ¿por qué no utilizarlos más a menudo?


Entendido
Si, esta web también utiliza cookies. Más detalles...