Todo lo que debes saber sobre los Tapones de Cerumen

Seguramente hayas oído hablar de los Tapones de Cera o Cerumen en el Oído en numerosas ocasiones pero, ¿sabes exactamente qué son, cómo se producen o cómo se pueden extraer? Por cuestiones de higiene y de salud auditiva, conviene estar al tanto, porque estar informado siempre es una gran ayuda tanto para prevenir como para saber cómo actuar.


Revisión de Oídos

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

¿Qué son los Tapones de Cerumen?

El Cerumen es una sustancia de color amarillo oscuro que segregan unas glándulas del oído. Su función es la de proteger el oído al revestir el canal auditivo con una ligera capa. Cuando la cantidad de cerumen que se acumula es bastante abundante, se crean tapones de cerumen, lo cual provoca una obstrucción en la zona.

Es decir, que el cerumen es un elemento positivo que vela por la salud auditiva y protege el oído, siempre que sea en pequeñas cantidades. Pero cuando se acumula un exceso, se crean tapones de cerumen y obstruyen el canal auditivo y, por tanto, resultan perjudiciales para la salud auditiva.


Cerumen en el oído

¿Qué síntomas tienen los tapones de cerumen?

Como acabamos de decir, los tapones de cerumen provocan obstrucciones en el canal auditivo del oído. Es decir, que se crea un pequeño bloqueo. Dicha obstrucción tiene diferentes consecuencias, como por ejemplo:


1.- Disminución de la audición

Las personas que tienen tapones de cerumen dentro del oído, escuchan y tienen una capacidad de comprensión menor, ya que el sonido no fluye por el canal auditivo con la misma libertad que si no estuvieran.


2.- Zumbidos

Como los tapones de cerumen impiden que el sonido circule con total libertad, la persona que los tenga puede llegar a notar zumbidos en el oído. Y esa sensación es molesta, especialmente cuando es prolongada.


3.-Sensación de taponamiento

La sensación de taponamiento es real, porque existe un tapón dentro del canal auditivo. Esta situación es similar a la presión que se siente en el oído cuando estás viajando en un avión o en un punto terrestre con gran elevación sobre el mar; por tanto, resulta incómoda.


4.- Dolor de oídos

Los tapones de cerumen pueden resultar muy molestos y, mientras no se extraigan, el dolor y la sensación de incomodidad estarán muy presentes.


¿Cómo se diagnostican los tapones de cerumen?

Si padeces alguno o incluso varios de los síntomas anteriores, es posible que tengas Tapones de Cerumen dentro de uno o incluso de ambos oídos. En cualquier caso, un experto en salud auditiva será quien lo confirme y quien diagnostique esta realidad. Y, en caso afirmativo, si en su evaluación indica que tienes uno o dos tapones de cerumen, deberá proceder y tomar las medidas que considere oportunas para extraerlo a la mayor brevedad posible. Porque, cuanto más se tarde en extraer, peores pueden ser los síntomas y las consecuencias.


Tapones de Cera en oído

¿Cómo se extraen los tapones de cerumen?

En general, se trata de un proceso sencillo. Pero la extracción del cerumen puede resultar más o menos fácil en función de la cantidad de cerumen que se haya acumulado en el canal auditivo y de la dureza de los propios tapones de cerumen. Además, si se padece alguna enfermedad relacionada con los oídos, es posible que se tome alguna medida o cuidado especial a la hora de proceder.

Lo ideal para estos casos es que la extracción de los tapones de cerumen la lleve a cabo un médico otorrinolaringólogo, pero también puede realizarla un experto en salud auditiva. Para facilitar la extracción, existen unas gotas auditivas que los reblandecen: bien puede dártelas el experto en salud auditiva en la clínica unos minutos antes de la extracción o bien puedes adquirirlas directamente en una farmacia y echártelas tú mismo en tu casa. En cualquier caso, y aunque ayudes a reblandecer los tapones de cerumen, nunca trates de extraerlos tú mismo, ya que podrías provocar algún daño irreversible relacionado con tu audición.


Tapones de Cera en oído

¿Cómo se pueden prevenir los tapones de cerumen?

Existen diversas formas de prevenir la aparición de tapones de cerumen en los oídos. He aquí algunos ejemplos:


1.- Una buena Higiene Auditiva

Una buena higiene auditiva es una gran ayuda para evitar que se produzcan tapones de cerumen, ya que si se tienen unos oídos limpios, es difícil que el canal auditivo se llene de cerumen. Debes retirar el exceso de cerumen, sobre todo cuando se empiece a acumular y antes de que se forme un tapón.


2.- No introduzcas nada en los oídos

No introduzcas elementos externos dentro del canal auditivo, como por ejemplo los bastoncillos. Además de resultar potencialmente nocivos para la salud auditiva, también pueden introducir el cerumen en un punto más profundo del propio oído.


3.- Evitar la suciedad

Evita la zonas llenas de polvo y suciedad, ya que un ambiente sobrecargado con este tipo de elementos es propenso para la formación de cerumen y, por ende, de los Tapones de Cerumen.


4.- Revisa tu oído periódicamente

Realiza Revisiones Auditivas de manera periódica, ya que un buen control es la mejor prevención posible. Y no solo para los tapones de cerumen, sino también para cualquier otro tipo de problema relacionado con los oídos, como la Pérdida de Audición.

Entendido
Si, esta web también utiliza cookies. Más detalles...