Videotoscopia

Te mostramos las características y objetivos de la Videotoscopia para que puedas conocer sus ventajas e inconvenientes y saber cuando debes hacértela.


Diagnóstico Auditivo

Características de la Videotoscopia

La videotoscopia es un tipo de prueba auditiva que sirve para evaluar el oído. Se trata de un análisis rutinario que se puede llevar a cabo en cualquier centro de salud, en un ambulatorio o en nuestro Centro Auditivo. Por tanto, la videotoscopia es un proceso sencillo a la par que rápido y que apenas implica una preparación por parte del paciente. Además, se caracteriza por ser una prueba indolora y ofrece un resultado bastante detallado y exhaustivo.

Aparato de Videotoscopia

Objetivos de la Videotoscopia

El objetivo principal de la videotoscopia consiste en visualizar la totalidad del conducto auditivo externo y, en el fondo del oído, la membrana del tímpano. ¿Por qué? Porque de este modo se puede realizar un diagnóstico más preciso y exhaustivo ante cualquier anomalía, molestia o patología que tenga el paciente en su oído.


Procedimiento de la Videotoscopia

Para realizar una videotoscopia se necesita un videotoscopio. Este instrumento de exploración consta de tres elementos clave: una cámara con luz, para alumbrar mejor el interior del oído; una lupa, para ampliar la imagen; y un monitor para visualizar el interior del oído con más claridad y detalle. Cuando el médico especialista realiza esta prueba auditiva, debe introducir el videotoscopio en el interior del oído del paciente; además tiene que tirar de las orejas hacia arriba y hacia abajo para abrir el campo de trabajo. Esto le permite al médico una mejor manejabilidad y minimiza el riesgo de tocar las paredes del canal auditivo externo, ya que cualquier contacto directo puede resultar peligroso en caso de infección.


Ventajas de la Videotoscopia

Entre las ventajas de la videotoscopia respecto a la otoscopia clásica destacan el poder de magnificación de la imagen y la posibilidad de disfrutar de una imagen más definida. De este modo, se logra un diagnóstico mucho más claro y preciso que permitirá detectar y tratar debidamente cualquier patología. Además, el paciente no se somete a ninguna práctica agresiva ya que este tipo de prueba es totalmente indolora.


Inconvenientes de la Videotoscopia

Introducir cualquier elemento dentro del canal auditivo siempre conlleva riesgos, porque el contacto directo puede resultar nocivo para el propio oído. A pesar de que existe la posibilidad, la probabilidad de daño es muy pequeña porque se ponen los medios adecuados para frenarlo. La parte que se introduce dentro del oído es bastante fina. Además, el especialista que la lleve a cabo estará formado para manejar este instrumento de manera adecuada y siempre realizará los procesos pertinentes para abrir al máximo el canal auditivo; por ejemplo, tirando hacia arriba y hacia abajo de las orejas para ampliar el espacio del canal.


Cuándo está indicada la Videotoscopia

Cualquier paciente que sienta algún tipo de molestia en su oído debe acudir a un médico otorrino a la mayor brevedad posible, ya que esto puede implicar que se estén sufriendo los síntomas desde una inflamación del oído, u otitis, hasta un tapón de cerumen. Y la mejor manera de detectar a tiempo estos problemas del oído pasa por realizar este tipo de prueba. Además, cualquier otorrino y demás especialistas en salud auditiva siempre recomiendan someterse a pruebas periódicas para velar por el oído, de modo que una videotoscopia se presenta como una de las mejores formas de prevenir cualquier problema auditivo.

Pruebas Auditivas en Centro Auditivo Estaire

Entendido
Si, esta web también utiliza cookies. Más detalles...