Los materiales de los que están hechos los tapones de los oídos

La salud auditiva es realmente importante y hay que cuidarla desde pequeños. Hay diversos factores que influyen en la protección de los mismos, como por ejemplo los hábitos cotidianos o las medidas preventivas que se tomen para velar por una salud e higiene auditiva adecuada. Y uno de los elementos más importantes relacionados con la protección de la audición son los tapones para los oídos.

Te lo contamos en este artículo.


Tapones a medida para nadar

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Tapones para los oídos

En el día a día, los oídos están expuestos a muchos riesgos en situaciones muy diversas. Algunos de los casos más habituales por los que podamos necesitar tapones para los oídos son la protección ante entornos ruidosos (ya sea en conciertos o en obras), la protección debajo del agua (para evitar que el agua se meta dentro del canal auditivo, algo muy recomendable para los nadadores que pasan muchas horas en una piscina), o para conciliar mejor el sueño en ambientes ruidosos (muy práctico en los casos en los que una persona necesita dormir de día por cuestiones laborales). Todo esto se traduce en una mejor higiene y salud para los oídos, pero hay diversos tipos de tapones para los oídos que varían en función del material con el que estén fabricados.


Materiales de los tapones para los oídos


Estos son los tipos de materiales más comunes con los que se fabrican tapones para los oídos. Cada uno de ellos ofrece una serie de ventajas respecto a los demás y se recomienda el uso de unos o de otros dependiendo de la finalidad a la que se vayan a destinar.

Tapones para los oídos de espuma

La mayoría de tapones para los oídos están fabricados con espuma y la principal ventaja que ofrece este material frente a otros es su maleabilidad. Se suelen utilizar para combatir el ruido a un nivel de decibelios no demasiado elevado. Por tanto, son una buena opción para reducir el volumen en determinadas situaciones cotidianas, por ejemplo en la grada de un estadio de fútbol, o incluso para dormir si las condiciones externas no ofrecen el silencio deseado.


Tapones para los oídos de espuma blanda

Para poder utilizar correctamente este tipo de tapones para los oídos, éstos deben encajarse previamente y bien dentro del canal auditivo. Cuando se ha realizado este paso, los tapones para los oídos se amplían y adquieren la forma adecuada hasta ajustarse bien en el interior del canal. Sin embargo, hay que tener cuidado porque, sin la experiencia previa o sin el asesoramiento adecuado de un profesional de la audición, es muy fácil colocarse mal los tapones para los oídos. Si se da esta situación, los tapones sobresaldrían y no brindarían la protección adecuada. No resultaría peligroso ni nocivo para la audición ni para el oído, pero el problema sería que no cumplirían el fin para el que están diseñados.


Tapones para los oídos de silicona

Se adaptan muy bien en el canal auditivo y son los más indicados para utilizar mientras se duerme. Son muy fáciles de colocar y de retirar, y además se posicionan en la zona externa del canal auditivo del oído hasta lograr formar un sello hermético. Dentro de los tapones para los oídos hechos de silicona, hay algunos que son más moldeables, que se fabrican con una silicona más suave que otros y que son hipoalergénicos. Los tapones para los oídos que estén hechos de silicona son los totalmente aptos para sumergirlos en el agua, por tanto, aquellas personas que practiquen natación pueden utilizar tapones para los oídos fabricados con dicho material.


Tapones para los oídos de cera

Este tipo de tapones para los oídos no es tan común entre los usuarios, sin embargo destacan por su maleabilidad, su comodidad y su condición hipoalergénica, es decir, que tiene un riesgo bajo de provocar alergias. Además, se adaptan totalmente al oído. Aquellas personas que utilizan tapones para los oídos de cera suelen hacerlo principalmente para dormir, ya que las condiciones anteriores resultan ideales para colocarlos durante varias horas seguidas en el canal auditivo.


Lo recomendable es consultar con un profesional del sector sobre qué tipo de tapones para los oídos es el más adecuado. Nosotros en Centro Auditivo Estaire te recomendaremos el material que mejor se adapte a tus necesidades. Como norma general, la compra de unos tapones para los oídos es un proceso rápido ya que suele haber tallas estándares y éstos son moldeables porque se ajustan a la forma del canal auditivo. No obstante, puede darse el caso de que algunos usuarios necesiten utilizan tapones para los oídos hechos a medida.

En cualquier caso, la elección de unos tapones para los oídos es importante porque está estrechamente ligada a la higiene y a la salud. Si tienes alguna duda sobre qué tipo de tapones utilizar, o sobre las características de los diferentes tipos de materiales, consúltanos. ¡La salud y la higiene de tu audición están en juego!