Problemas a medio plazo por no usar Audífonos

Si una persona tiene algún problema con la audición, es importante que acuda a un especialista a la mayor brevedad posible. Ya que, en el caso de que dicho problema sea grave, es posible que la solución sea tan simple como utilizar audífonos para evitar que el problema vaya a más. Cuanto más tiempo pase sin usar audífonos, la situación se puede volver más complicada e incluso llegar a un punto irreversible. Y los problemas relacionados con la falta de uso de audífonos pueden ser muy variados.


Uso de Audífonos

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Problemas por no llevar Audífonos

El factor psicológico y el factor emocional adquieren un papel relevante, pero no son los únicos, ya que también pueden llegar a producirse algunas enfermedades en aquellas personas que retrasen continuamente el uso de audífonos. He aquí un resumen con algunos de los principales problemas que puede tener un paciente que necesite audífonos y que decida no utilizarlos.


Sentido de la discriminación

Los audífonos no solo sirven para que el paciente pueda escuchar mejor, sino que también cumplen otra función, que es la de estimular el sentido de la discriminación. Cuando una persona pierde audición, también reduce el sentido de la discriminación, que se traduce en la capacidad de descodificar palabras y de entender su significado. Esta fase es vital a nivel de comprensión. El problema radica en que cuanto más tiempo pase desde el momento en el que se necesite usar audífonos hasta que éstos se utilicen, el paciente perderá más capacidad de su sentido de la discriminación. Y eso es algo irreversible y que no se puede recuperar después.

El sentido de la discriminación se evidencia en pequeños gestos de comunicación y de comprensión, como por ejemplo en una conversación con otra persona o viendo la televisión. Cuando hay una deficiencia auditiva, cada vez se genera un aislamiento mayor: al principio no se entienden ciertos los sonidos, luego algunas palabras y posteriormente muchas frases. Después de que se haya llegado a esta grave situación, aunque la persona utilice audífonos podrá entender mejor y seguir una conversación con cierta naturalidad, pero nunca recuperará el mismo sentido de la discriminación que tenía antes y eso afectará parcialmente a su compresión global. Por tanto, para evitar una deficiencia auditiva grave, se recomienda utilizar audífonos desde que hagan falta.


Uso de Audífonos

Enfermedades degenerativas cerebrales

Hay diversos estudios que afirman que existe una relación entre la pérdida de audición sin corregir con el aumento de probabilidades de padecer una enfermedad degenerativa cerebral. Es decir, que como la salud está en riesgo, es muy recomendable tomar todas las medidas pertinentes para prevenir cualquier enfermedad. En este caso, dado que existe un riesgo de padecer una enfermedad, y más concretamente una peligrosa al tratarse de una enfermedad degenerativa cerebral, los médicos sugieren usar audífonos para así corregir la deficiencia auditiva del paciente y evitar otros problemas de salud potenciales.


Exclusión social

La comunicación es muy importante a nivel social. Si hay algún obstáculo que frene dicha comunicación, se puede producir cierto rechazo o incluso una sensación de que se esté produciendo una exclusión. En el caso de la comunicación oral, lo más habitual es hablar y escuchar; y si alguna de estas dos fases falla, la persona que lo sufra puede sentirse excluida al no comunicarse en condiciones normales.

En cambio, si la persona que padece algún tipo de deficiencia auditiva opta por usar audífonos, no sufrirá dicha exclusión y se sentirá más integrada entre sus amigos, sus familiares y la sociedad en general al poder comunicarse con total naturalidad. Y todo ello gracias al uso de audífonos; una solución tan efectiva como práctica.


Uso de Audífonos

Nivel psicológico

Cuando una persona tiene problemas de audición y no le pone remedio, se siente frustrada. Esto, a nivel emocional, es muy complicado y además dicha frustración irá en continuo aumento. Este problema se puede solucionar rápida y fácilmente con el uso de unos audífonos. Pero, en el caso de retrasar su uso, los problemas psicológicos pueden llegar a manifestarse hasta límites insospechados; la ira, la tristeza o la soledad son algunos de los síntomas más comunes en los pacientes que tengan problemas de audición y se nieguen a usar audífonos.


Por tanto, lo ideal es buscar siempre una solución a la mayor brevedad posible. Y en muchas ocasiones dicha solución pasa por utilizar audífonos. Por tanto, ¿por qué esperar? Si una persona padece una deficiencia auditiva y oye mal, no tiene ningún sentido posponer el remedio. Un paciente no se va a curar si no usa audífonos y, cuanto más tiempo pase desde que un especialista se lo recomiende hasta que finalmente lo haga, solamente logrará agravar la situación. En resumen, cuando un profesional de la audición prescriba el uso de audífonos, lo ideal es hacerle caso cuanto antes, solo de esta manera se evitarán males mayores y no solo relacionados con la audición.