El día a día de las Personas Sordas

¿La sociedad en la que vivimos está preparada para las personas sordas? Es cierto que no deja de ser un hándicap, pero cada vez cuenta con más apoyo social y, sobre todo, con más y mejor tecnología para facilitarles el día a día a las personas sordas.

Es cierto que hay muchas mejoras respecto a hace unos años, pero todavía hay otros muchos aspectos que se deben mejorar. En cualquier caso, ¿cómo es su día? Estas son algunas situaciones cotidianas que nos harán comprenderlo mejor.


Persona Sorda

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Situaciones Cotidianas de las personas sordas

Cine y Televisión

Las posibilidades de los televisores del siglo XXI permiten visualizar subtítulos para sordos, lo cual es un gran apoyo para la comunidad de personas sordas. Gracias a esto, pueden seguir el argumento de una manera mucho más fluida al no perderse el diálogo ni otros elementos sonoros. Las personas con alguna deficiencia auditiva, también cuentan con este soporte, ya que es probable que no entiendan la totalidad de las palabras.

Al mismo tiempo, algunos programas de televisión enfocan en una esquina a un intérprete de lenguas de signos, de modo que las personas sordas que lo entiendan también pueden seguir el argumento. Mientras que los subtítulos son más habituales en series, películas o programas parcialmente guionizados, los intérpretes de lengua de signos aparecen con mayor frecuencia en programas en directo y sin un guión fijo: por ejemplo, en debates políticos.

No obstante, aunque haya mejoras para facilitar la vida a las personas sordas y la legislación vigente trate de aumentar su frecuencia, sigue habiendo muchos programas que no incluyen estas facilidades, por lo que la exclusión social sigue latente. Además, en el cine, solamente se proyectan subtítulos en películas en otra lengua.


Persona Sorda viendo la televisión

Semáforos

Para cruzar un paso de peatones con total seguridad, se requiere una atención principalmente visual, pero no exclusiva. También es importante el aspecto sonoro. Es evidente que lo primero que se hace es mirar a los dos lados antes de cruzar un paso de cebra, pero cualquier sonido, como el ruido de un motor o el sonido de un claxon pueden alertar del peligro.

Los semáforos también ayudan a velar por la seguridad vial, ya que son una referencia más que tiene que ver con la ordenación del tráfico. En función del color del semáforo, el peatón sabrá si tiene prioridad o no para cruzar. Esto es algo que no afecta a las personas sordas, pero hay otro aspecto que sí que se pierde: el pitido que avisa de que la prioridad está a punto de terminar. Estamos acostumbrados a que cuando cruzamos un paso de cebra y escuchamos ese pitido, vamos más rápido porque el paso se va a cortar. Pero también a no empezar a cruzar si ese pitido ya se ha iniciado. O al menos eso es lo ideal. Sin embargo, las personas sordas no escuchan ese pitido, ¿se ven perjudicadas? Sí.

Por suerte, hay semáforos que incluyen o sustituyen ese pitido por una luz intermitente de color verde. Eso es una señal que indica que el fin de la prioridad de paso está terminándose y que las personas sordas pueden entender e interpretar a la perfección. Por tanto, hay semáforos que no discriminan a las personas sordas, pero no todos son así.


Internet

Internet es un nuevo mundo lleno de posibilidades y no siempre basta con leer o visualizar la información para poder procesarla. En ocasiones, los elementos sonoros son igual o incluso más importantes que los visuales. Por tanto, ¿cómo pueden las personas sordas procesar la información sonora cuando navegan en Internet?

Cabe recalcar que Internet es un mundo tan amplio y sin una normativa global estandarizada, que no se podría una hacer una valoración precisa, pero sí general. Es cierto que son muy pocas las páginas web que se preocupan por la accesibilidad, pero las que están concienciadas con las personas sordas ofrecen algunos apoyos. Las opciones que se pueden ofrecer son: transcribir el audio de una entrevista o discurso, explicar en un texto un archivo de audio, incluir a un intérprete de lengua de signos en los vídeos, insertar subtítulos en un vídeo... Por tanto, existen diversas opciones para facilitar la accesibilidad a Internet de las personas sordas. Pero ello no quiere decir que se pongan en práctica siempre.


Teléfono

Es cierto que las personas sordas no pueden escuchar bien una conversación telefónica, por tanto la comunicación se ve truncada. No obstante, gracias a la tecnología actual hay otras maneras de expresarse recurriendo a un texto. Por ejemplo, las aplicaciones de mensajería instantánea (aunque tengan funcionalidades sonoras) son principalmente visuales e integran a la comunidad de personas sordas.


Comunicación con el teléfono móvil

Las personas sordas también se exponen a otros retos y dificultades en situaciones que para las personas con una capacidad auditiva buena no suponen ningún problema: como por ejemplo escuchar música, ir a comprar a una tienda o establecimiento, comunicarse con otra persona en la calle... Existen avances gracias a la mejora de la tecnología, pero todavía hay muchos aspectos que pueden y deben perfeccionarse.